Páginas

5 de marzo de 2016

Interview with the Vampire

San Francisco, década de 1970. Louis de Pointe du Lac, un vampiro de doscientos años de edad, acepta reunirse con un joven entrevistador para contarle la historia de su vida a lo largo de toda una noche. Y así empieza la historia, que se remonta entonces a 1791: Louis era el joven señor de una plantación en Luisiana (Estados Unidos). Allí disfrutaba de una posición acomodada y su vida parecía desarrollarse sin excesivas preocupaciones hasta que un día su hermano fallece, hecho que deja a Louis tremendamente afectado. Una noche, no mucho después, es atacado por un vampiro, Lestat de Lioncourt. Tras este ataque Louis no muere, sino que queda con vida y recibe poco después una nueva visita de Lestat: quiere hacerse con su dinero y sus propiedades, por lo que convierte a Louis en vampiro y hace de él su compañero para la eternidad.

Louis de Pointe du Lac en la versión cinematográfica
Sin embargo, la sensibilidad de Louis y el estado emocional en el que había quedado tras la muerte de su hermano hacen que sufra mucho ante este proceso. A sus ojos, Lestat no le está guiando en sus primeros pasos como vampiro con el suficiente tacto; por ejemplo, Lestat conduce a Louis hasta la que será su primera víctima y le indica que beba su sangre y la mate; le presenta el proceso como un mero trámite. Ante esto, Louis solo puede sentirse asqueado ante su primera víctima. Esa será en cierto modo la dinámica que guiará su relación. Lestat tiene un carácter frío, desapegado y superficial, y esconde muchos secretos sobre la vida vampírica que no quiere revelarle a Louis, como por ejemplo quién convirtió a Lestat en vampiro, si hay más como ellos y dónde están, si un vampiro puede morir y de qué manera, de qué peligros deben huir...... Lestat se guarda todos estos secretos como una forma de control sobre Louis y así van pasando los años, hasta que llega un punto en que Louis ansía saber más y amenaza con abandonar a Lestat para iniciar su camino en solitario... ¿Aceptará Lestat sin más esta separación?

¡Qué buenos momentos he pasado con este libro! Ya desde las primeras páginas de la vieja edición que tenía yo (tipografía antigua, olor añejo entre sus páginas) supe que lo iba a disfrutar, como así fue. Anne Rice es única a la hora de recrear un ambiente gótico y sensual (y «sensualidad» es un adjetivo que puede aplicarse a muchísimos pasajes de este libro), y otro tema novedoso es que presenta a un vampiro atormentado, profundamente descontento y asqueado ante sus instintos, que aborrece matar y que se plantea intensas dudas morales ante su naturaleza. Veo que hay lectores no muy partidarios de Louis, pero yo he empatizado mucho con él y me he quedado literalmente con la boca abierta ante algunos pasajes en los que se narra la frialdad y crueldad de Lestat. 

El siguiente libro (de esta trilogía, Crónicas vampíricas) narra precisamente la historia desde el punto de vista de Lestat y logra explicar el motivo de su comportamiento, por lo que muchos partidarios de Louis en este primer libro se cambian de bando en el siguiente. ¡Yo ya me lo he comprado!

Por cierto, de la película no puedo comentar nada porque no la he visto; solo puedo decir que no acabo de ver a un Tom Cruise rubio como Lestat (ni tampoco a Banderas en el papel de Armand), pero Brad Pitt sí parece encarnar a la perfección la sensibilidad de Louis. 

¿Habéis leído esta novela de Anne Rice? ¿Os gusta su particular versión del mundo vampírico? 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué opinas?