24 de abril de 2021

El buen padre (Santiago Díaz)

Hoy os traigo de nuevo una propuesta que me ha llegado a través de la iniciativa #SoyYincanera, que organiza lecturas simultáneas de lo más tentadoras:


Gonzalo Fonseca es detenido y encarcelado por el asesinato a cuchilladas de su esposa; a todas luces él parece el culpable. Sin embargo, Ramón Fonseca está convencido de la inocencia de su hijo y se propone presionar a la policía para que lo suelten: secuestra a quienes contribuyeron a que Gonzalo acabara entre rejas y amenaza con matarlos si la policía no descubre a los verdaderos culpables.

La inspectora Indira Ramos acaba involucrada en el caso, quizá por su fama de policía incorruptible y por su estricta rectitud moral. Que tenga un TOC no es lo más práctico para ejercer la profesión de inspectora: siente aversión por los gérmenes y debe llevar a cabo una serie de rituales antes de realizar cualquier cosa como tomarse un café, algo que iremos descubriendo a lo largo de toda la trama. Además Indira tiene fama de antipática en su departamento y en esta novela veremos que poco a poco se va abriendo a sus compañeros; hasta se anima a darle un mordisquito a un dónut en la sala de reuniones...

Pero la cosa no se queda ahí, pues muchos otros temas se dan cita en este libro: mafias calabresas, prostitución de lujo, yacimientos arqueológicos, ajustes de cuentas, casinos clandestinos donde se apuestan miles de euros, palizas carcelarias... hasta la tuberculosis hace una breve aparición en esta novela a la que no le faltan giros en la trama. Santiago Díaz parece igual de a gusto situando la acción en los bajos fondos de las ciudades que en los despachos de las grandes empresas, y desde luego se nota su profesión de guionista (ha escrito alrededor de 500 guiones para televisión) ya desde la primera escena de la novela, donde al lector no le cuesta nada componer esa imagen en su cabeza:


La novela está dividida en capítulos cortos y va cambiando de escenario, mezclando unas líneas argumentales con otras hasta que las hace converger mágicamente hacia el final. Demasiado mágicamente en ocasiones, porque la trama tira mucho (para mi gusto) de casualidades y sucesos improbables. Por ejemplo, el hecho de que Ramón Fonseca llevara él solo a los secuestrados, a sus ochenta y tantos años, en peso muerto, hasta los lugares en los que luego aparecieron. O que una pared de ladrillo y cemento se seque en unas pocas horas. Y luego la trama da tantas vueltas y se alarga tanto que al final de la novela, por ejemplo, ya no recordaba quién es la mujer de la maleta y por qué se resuelve su trama como lo hace. Y luego los chorros de sangre... la novela está salpicada (je, je) de escenas, una detrás de otra, en las que la sangre sale a chorros y el autor no se corta en dar detalles escabrosos para impresionar al lector; me ha parecido un recurso demasiado efectista.

En resumen, ha sido un libro que me ha tenido entretenida (aunque algo escéptica) mientras ha durado la lectura, pero para mi gusto no ha tenido ese toque especial que hace que te llegue adentro y sus personajes perduren en la memoria. Eso sí, se trata de una novela muy cinematográfica y palomitera, así que si buscáis evasión en una novela llena de giros endiablados que se lee sola, este es vuestro libro. ¡Por cierto! Creo que es la primera novela que leo en la que se hace una referencia velada al Covid en las últimas páginas. Me pregunto cómo envejecerá eso con el tiempo. A mí me ha gustado, pero quizá habría que volver al libro dentro de unos años para valorarlo.



Muchas gracias a la iniciativa Soy Yincanera por traernos esta lectura, así como a Santiago Díaz y a la editorial Reservoir Books por el ejemplar.

Esta reseña participa en la iniciativa:


Apartado: Made in Spain.

La protagonista es una detective (inspectora de policía, en este caso).


12 comentarios:

  1. A mí también me sorprendió un poco el cómo el anciano pudo llevar a los secuestrados a sus "nuevas moradas", pero tampoco se dice cómo se las apañó. También te digo que poco me importa, porque me quedo con lo bien que me lo he pasado y lo mucho que la he disfrutado.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. No he percibido esa sensación que tú has notado de que sea larga, me ha parecido un puzzle muy bien montado y la he disfrutado mucho, tanto que no he caído en esos detalles que comentas. Supongo que cuando estás tan sumergida no lo ves.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. A mi me ha pasado como a Mari, no he caído en esos detalles que comentas, pero la verdad es que aunque estos sean objeto de debate, en mi opinión no le pongo ningún pero a la novela y es más posiblemente, aunque nunca lo he hecho, le daré una segunda lectura, más despacio, la novela lo merece. Besos

    ResponderEliminar
  4. Creo que la novela es tan adictiva que no te paras a pensar en los pequeños "peros" que pueden plantearse si hubiera sido objeto de una lectura mucho más pausada. Las piezas del puzle encajan a la perfección bajo mi punto de vista, y no me han importado esos problemas que has encontrado. Personalmente he quedado con ganas de nuevas aventuras de Indira. A ver con qué nos sorprende el autor en un futuro. Besos.

    ResponderEliminar
  5. Pese a esos pequeños peros, se nota que la has disfrutado. Desde luego es un libro que tengo muy bien apuntado.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  6. Creo que el autor es tan "mala persona" que esos peros lo son adrede, para hacernos sufrir devanándonos los sesos. No sé, es una idea, porque lo realmente cierto es que es una novela buenísima (tu reseña también) que se devora de una manera que no es ni medio normal. Besos.

    ResponderEliminar
  7. Fíjate, creo que estaba tan absorbido en la trama que no me he dado cuenta de los detalles que cuentas. A mí me ha encantado, tiene un ritmo vertiginoso y es una de esas novelas que una vez la comienzas no la puedes dejar. Un beso.

    ResponderEliminar
  8. La verdad es que yo la he disfrutado tanto y me ha tenido tan enganchada que simplemente me he dejado llevar y me ha parecido perfecta en todos los sentidos, igual si la leo otra vez con calma encuentro algún pero de esos que nombras

    ResponderEliminar
  9. Me gustó esta novela. Es verdad que, para mí, que Ramón Fonseca sea tan mayor y haga esas cosas, no me cuadró mucho. Besos

    ResponderEliminar
  10. Hola. Para mí que tenga capítulo cortos me encanta, así me dejaba con ganas de saber más y más. Ha sido una lectura intensa y entretenida. Besos.

    ResponderEliminar
  11. Hola!! También creo que la novela atrapa de tal forma que, aunque haya cosas que no cuadren, se pasan por alto. Ha sido una gran lectura y deja poso. Para mí, eso es lo más importante. Besos!!

    ResponderEliminar
  12. Hola!
    muy buena reeña :D tengo muchas ganas de leer el libro y ver cómo termina toda la historia.
    Besos!

    ResponderEliminar

¿Qué opinas?